No me lo esperaba

Estás aquí y yo me voy del mundo, porque olvido mis problemas y me siento tranquilo al estar a tu lado. Verte provoca en mi sentimientos que no sentía jamás, y al observarte no logro entender lo que quisiera hacer. Tomaría tu mano y no la soltaría, porque sería como dejarte ir, cuando lo que pienso en ese momento es todo lo contrario, el quererte conmigo porque te siento, y no quiero dejar de experimentar ese sentimiento.

Me arrepiento de haber perdido el tiempo, que aunque no fue mucho en él tuvieron lugar situaciones que, al parecer debieron pasar para llegar a donde ahora estamos. Me impacta la forma en que todo llegó a suceder, desde aquel mensaje de chat, hasta un día por fin decidí hablarte. Me diste la confianza necesaria para comenzar, porque algo me decía que perderte de vista sería lo más tonto que podría permitir. Ahora no te dejo de pensar ni un momento.

Me dices que algo no va contigo, y es lo que sientes, porque aunque lo parezca tal vez nunca lo habías sentido, y lo que sentimos se complementa con lo que vivimos, y ello apenas va comenzando. Ser cursi no va contigo, pero lo dices con tanta seguridad que no niego que puedas causar en mi sentimientos que no había sentido, en los que confío para estar contigo sin depender de nada más y sólo de ti. No pienso dejar de intentarlo todo para que sepas lo mucho que quiero estar a tu lado.

Sabes que cuando estoy a tu lado mi mundo gira completamente, y no pienso en nada más que verte detenidamente, y aunque no te des cuenta, eres la única persona que se encuentra en mi mente. Resulta que eres atractiva, tierna, y me gusta muchísimo cómo te ves con o sin lentes, y me enamoro doblemente. Además de poder abrazarte incansablemente, tu estatura hace aún más perfecto el momento. Ha pasado otra cosa que le da vueltas a mi cabeza, y es que sentirte tan cerca me hizo olvidarme de todo, y aún parece que no asimilo tanta belleza, porque mi cortisol aumenta descontroladamente al tratar de hacerlo todo perfecto para ti.

Provocas en mi lo que siempre quise sentir y no sabía que podría encontrarlo en ti, hasta que te vi. Tus palabras me hacen feliz, y en ellas confío para hablarte de lo que siento por ti, aunque son inigualables. Deseo hacerte feliz. Te quiero mucho, y así será.

Dedicado a Andrea Vázquez